Día mundial de la Tierra

Cada 22 de abril, desde 1970, se lleva a cabo la celebración del Día Internacional de la Madre Tierra. Este día se instauró para hacer conciencia, a nivel global, de los problemas de sobrepoblación, contaminación, biodiversidad y otros temas medioambientales para proteger al planeta.

El Día Internacional de la Madre Tierra es un recordatorio de que nuestro planeta necesita que todos y cada uno de nosotros se comprometa con esta causa y contribuya a avanzar en la dirección correcta. Llegó el momento de asumir el liderazgo para que nuestros líderes puedan seguir nuestro ejemplo. Para muchos, el cambio climático es un problema lejano pero la realidad es que ya está afectando las vidas de comunidades enteras, animales y personas de todo el mundo. El mundo necesita un cambio profundo.

Este 22 de abril es una oportunidad para impulsar el Día Internacional de la Madre Tierra y mostrar a nuestras comunidades y a nuestros líderes que queremos nuevas acciones encaminadas a luchar contra el cambio climático. Llegó la hora de tomar la iniciativa.

Hoy más que nunca, la Tierra nos pide ayuda para remediar todo el daño que la industrialización ha causado. Los incendios recurrentes, la invación de plagas y ahora la pandemia del Covid-19 son claros ejemplos de la relación de nuestra salud con el ecosistema.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, cada 4 meses hay una nueva enfermedad infecciosa en los humanos y el 75% de ellas provienen de los animales, por lo que hay que estar muy atentos a la salud de todos los seres vivos del planeta.

Hoy más que nunca es necesario caminar hacia una economía sustentable y sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta, es necesario promover la armonía con la naturaleza y con la Tierra.

En los últimos 20 años, se han hecho varios intentos fallidos para alcanzar un tratado internacional para la reducción de los efectos del cambio climático. En 1997 se alcanzó el primer acuerdo internacional sobre esta cuestión, el Protocolo de Kyoto. Estados Unidos, uno de los países que más contamina, no lo ratificó. Desde entonces, se han celebrado varias cumbres internacionales y se han hecho muchos esfuerzos por alcanzar un consenso y ninguno ha tenido éxito.

Comentarios

comentario

Acerca del Autor

Deja un comentario

*

captcha *