Prevención del cáncer de mama: nuevos hábitos de vida

Cáncer-de-mama-interno

El cáncer de mama no se puede prevenir. Sin embargo, existen algunos hábitos y cambios en tu forma de vivir que pueden reducir las probabilidades de padecer esta enfermedad. En general, llevar una vida saludable y balanceada es una excelente forma de protegerse.

Reducir los factores de riesgo

Fumar, tomar alcohol en exceso, tener sobrepeso y llevar una vida sedentaria son hechos que influyen en el desarrollo de muchos tipos de cáncer. Por eso, los hábitos saludables son recomendados por todos los médicos, pues incrementan la protección de tu organismo ante enfermedades.

Ejercítate

Practicar actividades físicas durante 20 minutos al día, tres veces a la semana, constituye una buena forma combatir estos factores. Dependiendo de tu edad, práctica deportes que te mantengan en forma. Caminar o correr son ejercicios ideales, pues se pueden realizar en cualquier parte.

Una dieta saludable

Según estudios de la Universidad de Texas, la obesidad en las mujeres las hace más propensas a padecer cáncer de mama. Por ello es importante que, especialmente durante la menopausia, cuiden su peso para tratar de prevenirlo.

Atuoexamínate

Tienes que estar atenta a los cambios de tu propio cuerpo, pues es una de las mejores formas de detectar un tumor maligno. Consulta con tu médico para que te brinde las instrucciones necesarias de autoexaminación mediante el tacto. Hazlo, por lo menos una vez al mes.

Mamografías anuales

Descubrir el tumor lo más pronto posible es uno de los puntos claves para determinar las probabilidades de combatir con éxito el cáncer de mama. Se estima un 98% de probabilidades de éxito para las detecciones tempranas y sólo 27% para estados más avanzados de la enfermedad. Por ello se recomienda que, a partir de los 40 años, toda mujer se realice una mamografía una vez al año.

Fuente: www.cancer.gov 

Comentarios

comentario

Acerca del Autor

Deja un comentario

*

captcha *